+++ SIEMPRE CON EL BALONCESTO +++ BÚSCANOS EN FACEBOOK, Y DISFRUTA TAMBIÉN DEL CANAL DEL CLUB EN YOUTUBE Y SUSCRÍBETE PARA ENTERARTE DE TODO +++ ¡¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE NAZARENOS!! +++

sábado, 2 de octubre de 2010

CARRANQUE PESCA EN EL ESPERPÉNTICO DEBUT DE MOCEJÓN

Primer partido en la nueva categoría y primera derrota, en un partido repleto de curiosidades y anécdotas; pero también de garra, lucha y sacrificio a pesar de todas las adversidades. Villa de Carranque regaló a los suyos la primera victoria por 83 – 50, en un partido sin historia tras el descanso aprovechando el desfondo físico de los jugadores nazarenos, a los que el partido se les interminable.

No llegaron a tiempo las fichas de Tarik o Carlos, y entre unas cosas y otras Mocejón se presentaba en Carranque para debutar en Primera Autonómica con 7 jugadores de campo.

Small ball para remontar

Para no perder nuestras costumbres, un clásico: Mal comienzo. El inicio fue demoledor, Carranque estaba muy acertado en sus tiros y asestaba a Mocejón un 16 – 2 que parecía casi una losa. No solo iba mal el tanteo, Chema, el jugador franquicia del equipo se lesionaba. A pesar de ese contratiempo, Chema siguió jugando renqueante hasta el descanso, cuando su cuerpo dijo basta.

Sin embargo, cambiaron radicalmente las cosas. Mocejón apretó en defensa, colosal en el segundo cuarto, y fruto de acciones más intensas conseguía robar balones, salir rápido a la contra y anotar en transiciones. Así Mocejón remontó el marcador progresivamente sorprendiendo a su rival, ante la incapacidad de Carranque para atacar la defensa zonal agresiva planteada por Kike. Al descanso, y gracias a un triple sobre la bocina, Carranque perdía por 6 puntos. El esfuerzo arriba y abajo estaba siendo inmenso, con solo dos recambios y para el nuevo estilo de juego que tiene el equipo se antojaba un sacrificio demasiado generoso, y la frescura de cara a la segunda mitad se podría echar en falta. Y así fue.

Agua por favor

Carranque seguía manteniéndose fresco gracias a sus rotaciones, sin embargo Mocejón no daba para más, y según pasaban los minutos más se pagaba el cansancio. El coraje ya no era suficiente, y el small ball nazareno terminó aquí. Carranque logró volverse a poner por delante y ya no deceleró hasta el final, sin piedad de su adversario. David en una entrada a canasta resultó malparado de su mano, dislocándose el pulgar, a pesar de lo cual siguió peleando.

Además, empezaban a caer hombres con 5 faltas personales. Ningún jugador quiso bajar los brazos y dejar pasar un hombre sin intentar defenderlo. Así por acumulación de faltas fueron siendo eliminados Rafa, Jose y Arvi sucesivamente, y unido a la lesión de Chema, en el último cuarto pudimos ver un “emocionante” partido de 3 contra 5. Todo fue un cúmulo de mala suerte, desde antes incluso de empezar el partido. Así se llegó al pitido final, con todo resuelto muchísimo antes del mismo.

En resumen, partido deslucido por desgracia, debido a las bajas nazarenas debido a lesiones, antes y durante; y sobre todo a trámites de fichas federativas que restaron espectáculo a lo que pudo haber sido un partido más disputado, entretenido y por encima de todo competido. Nos quedamos con las buenas sensaciones para el futuro, con la rotación completa podremos seguir con el ritmo de los dos primeros cuartos hasta el final. Esperamos que los lesionados y tocados se recuperen pronto.

Dar las gracias a la amplia representación de aficionados mocejoneros que se desplazaron con el equipo a Carranque, y a los jugadores que se dejaron en la pista hasta que el cuerpo aguantó el alma y hasta la salud.

El momento G del partido: Una de pinchos de merluza por favor

A pesar de lo raro que marchó el partido, dejó algunas buenas jugadas por ambos equipos, pero las mejores acciones llegaron servidas en bandeja de plata. David y Chema deleitaron al personal con una colección de tapones, a gusto de todos los consumidores: Pinchos para frenar aley hoop, reventando la bola contra el tablero, muy arriba y poderosos. Ahí estaban Jumanji y Mister G, para dar una clase de gastronomía gratuita, y para que nadie se fue sin probar bocado. El segundo plato, en el partido de vuelta en casa. Que aproveche.